¿Por qué seguir consumiendo hidratos en una dieta de pérdida de peso?